Make your own free website on Tripod.com
De la Fuente de Passavets al Turó de l'Home


Lugar de Salida:

  Font de Passavets

Duración:

  90 min.

Desnivel:

  506 m.

Dificultad:

  Difícil


Este itinerario es único en el Montseny ya que conoceremos una pequeña joya botánica y paisajista. Descubriremos la abetosa, la importancia de la cual es debida al hecho que es la más meridional de Europa. El bosque de abetos de esta zona es conocido con el nombre de la Aveteda, y juntamente con la abetosa del norte del Matagalls, forman las dos poblaciones de abetos más importantes de el Montseny.

  • La caminata comienza en la fuente de Passavets, situada al margen izquierdo de la carretera que va en dirección a Santa Fe y Sant Marçal. es un lugar muy recorrido, sobretodo los domingos, cuando está lleno de coches y algunos autocares. Hay una zona de parking y señales para regular el tráfico. La fuente se encuentra a pocos metros de la carretera, y nuestro camino pasa por delante. Así que ya podemos llenar las cantimploras (en cualquier época del año, ya que siempre hay agua).
  • El camino que debemos seguir es muy trabajado y paralelo al río. En pocos minutos encontraremos un pozo de nieve a la izquierda, para verlo bien tendremos que subirnos al margen. Comprobaremos que por encima de este empieza un camino, que no cogeremos ahora sino más adelante.
  • Seguiremos unos 5 minutos más y justo antes de cruzar el arroyo, superaremos el margen izquierdo por un camino hasta que encontremos la pista que partía del pozo de nieve. Continuaremos por la derecha arriba y pronto empezaremos a encontrar los primeros abetos a la vez que vayamos ganando altitud.
  • Poco más de 10 minutos subiendo por este camino poco es lo que falta para encontrarnos la primera sorpresa: la Abraçada; es un hecho, seguramente, irrepetible y muy curioso. Los protagonistas son una haya y un abeto que crecen enredados
  • Si continuamos, pronto veremos que por la izquierda se desprende un sendero, y de esta manera nos adentramos totalmente en la Abetosa. En este lugar podemos observar unos magníficos abetos, de unos 150 años la mayoría. Este camino es también el más pedruscoso y fatigoso de todo el itinerario.
  • El final del camino nos lleva a un cambio de paisaje radical, llegaremos a un plano donde se desembocan otros caminos. Nosotros giraremos a la derecha y seguiremos el camino que atraviesa una tartera, bastante impresionante. Este camino hace bastantes rodeos, así que para ahorrarnos este camino cogeremos un sendero a la izquierda justo después de la tartera y cuando la pista describa una curva a la izquierda. Superado el margen, reencontramos la pista, pero no la seguiremos sino que volveremos a saltar el margen de delante nuestro hasta encontrar de nuevo la pista. Hemos ahorrado tiempo, pero estas lazadas son opcionales.
  • Ahora tenemos que continuar subiendo por la derecha y dentro de poco encontraremos un pozo de nieve a la izquierda del camino. No es tan grande como el que hemos visto antes. Continuaremos hasta el final de la pista. Para llegar a los Rocs Cremats tenemos de hacerlo trepando por las rocas, siguiendo algunos hitos que encontraremos e intentaremos ir más o menos rectos.
  • En poco menos de 10 minutos habremos llegado a una bonita pradera llamada Rocs Cremats. Desde este lugar hay una magnífica vista sobre la Aveteda y el valle, y a más a más, es un buen lugar para descansar antes de llegar a la cima.
  • Continuaremos por el camino de la derecha, el que se dirige al Turó de l'Home, llegaremos a la cima más alta de todo el macizo en 20 minutos.

 

l'Aveteda des dels Rocs Cremats

Enrera